El origen de la carpa arabesca | Espacios Temporales
2880
post-template-default,single,single-post,postid-2880,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

El origen de la carpa arabesca

carpa antigua

El origen de la carpa arabesca

A la carpa arabesca se le conoce se le conoce también por el nombre de jaima, palabra que proviene del árabe “haymah”. En la tradición árabe este tipo de estructuras se colocan en zonas desérticas, sirve como una pequeña casa portátil capaz de albergar a más de una persona. En su interior las personas pueden descansar, comer, y vivir por un tiempo. Era usada por los nómadas quienes viajaban cargando con una jaima a través del desierto.

La carpa arabesca está hecha originalmente de pelo de animales como camello o cabra, aunque también se podía elaborar de materiales vegetales como el palmito o el esparto, la cual es una planta con hojas como hilos que crece en el desierto. Este material se enrolla en postes de madera y se ata con cuerdas.

La forma de la carpas arabescas tiene su razón de ser en el bloqueo y protección del viento árido del desierto del sahara, lugar en donde aún existen personas nómadas que las utilizan como vivienda. La carpa era colocada en dirección contraria al viento.

En la costumbre árabe eran las mujeres quienes se encargaban de elaborar la crapa, cosiendo los lienzos de pelo animal o palma. No es común ver en el desierto del Sahara una sola carpa instalada, sino que se instalan en constelaciones de 4 de ellas.

El camello dromedario es una animal con una relación estrecha con el árabe y su historia nómada. Su figura está fuertemente presente cuando se trata de la vida de estos nómadas que atravesaban las inmensidades del desierto. Se les usaba como medio de transporte, compañero de viaje y el encargado en ocasiones de orientarlo hacia el lugar del agua.

La carpa arabesca, antes un medio para sobrevivir en un medio naturalmente hostil está desapareciendo. La población de los países árabes, en su mayoría, no es nómada. Sin embargo nunca dejará de existir en su forma austera o de lujo.